jueves, 30 de marzo de 2017

murmullo II

casi no consigo creer
cómo pesa buscar todo
y no encontrar nada
la ilusión es un recuerdo
que no hace más que daño
las ganas se atrancaron
en la tubería de algún baño
uno de esos días que el dolor
me llevó hasta vomitar
la escritura se me aparta
lo único que me queda
es sueño


nadie te dice que puede
que a media montaña
se te olvide el por qué
de estar subiendo

murmullo I

todo regresa
a ese lugar en las costillas
donde la presión te contamina
y el aire vuelve a salir
con un pitido, casi como
si deseara no haber existido
las distancias se dilatan
y en mi cabeza no hay respiro
he pedido
tan sólo un minuto de calma
pero en las calles aquí dentro
ya no queda pavimento

yo sólo quería darlo todo

y tengo frío
por los abrazos que se han ido
por los que no volverán
por estar redescubriendo
la parte de mí que más detesto
no hay sosiego
ni consuelo en el olvido
me condena mi memoria
no me deja ni un respiro
las miradas se me graban
las palabras me desgarran
el silencio es piedra helada
y ya no hay nada en mi garganta
ni mis dedos, que se encallan
al coserme la alegría
reconocen los colores con que
se pinta la nueva vida
¿acaso es mía?

yo sólo quería darlo todo

pero no me queda nada
el desorden me ha perdido
cada gota de energía
la lluvia repica en mi ventana
y se me nublan las retinas
el ahogo escala por mi tráquea
no hay recurso para narrar
tanto daño, tanta saña
que se acumula en este nido
donde pierdo los sentidos
el aire me huele a muerte
los pulmones, a vacío